Por

Javi Marcos

La espera por Vientos de Invierno ya superó hace un año a la que tuvieron que hacer los fans de Canción de Hielo y Fuego por Danza de Dragones. Vamos a analizar los elementos comunes y aquellos que no lo son tanto entre ambos retrasos en la publicación de estas dos novelas.

The-Ice-Dragon-Preview

Iniciando la novela con ventaja

Tanto Danza de Dragones como Vientos de Invierno son iniciados con una ventaja clave: tener una parte del libro terminado cuando se va a escribir. Aunque en este caso, el rango de páginas listas no es igual para ambas novelas.

Danza de Dragones iba a ser la cuarta novela de Canción de hielo y fuego. Tras abandonar Martin la idea del salto temporal ante el enorme número de personajes con Punto de Vista decide separar lo que iba a ser un libro en dos: así nace Festín de cuervos y por eso es recomendable leerlo a la vez que Danza de Dragones.

Festín de cuervos se publica en 2005 y Martin dice que podremos leer Danza el año siguiente. Aparte de hablarnos de lo mal que predice George, nos da un clave: por muy iluso que sea en cuanto a plazos, había ya mucho escrito cuando Martin decide centrarse en terminar y publicar Danza de Dragones.

Nueva portada de Festín, por Corominas
Nueva portada de Festín, por Corominas

Con Vientos de Invierno, el caso es más simple. Danza de Dragones era un libro tan grande que la editorial obligó a descartar partes del libro. La batalla del fuego y la del hielo, es decir, las luchas a las afueras de Meereen e Invernalia, capítulos de Sansa, Arianne, Arya, Aeron…

No podemos afirmarlo con certeza para todas, pero sí sabemos que la gran mayoría de capítulos que conocemos de Vientos de Invierno son parte de esas 200 páginas aproximadamente del libro que Martin tenía ya escritas. Pasaron a ser parte del final de Danza a iniciar Vientos: igual ha tenido que reescribirlos algo, pero no habrá grandes diferencias.

No es igual tener escritas 200 páginas que gran parte de la novela, pero Martin partía con una ventaja para que la siguiente parte de Canción se publicara rápidamente. Por desgracia, no sería así.

La distracción de la serie Juego de Tronos

Resulta imposible negar que nada ha ayudado más a la difusión de las novelas de Canción de Hielo y Fuego que la serie Juego de Tronos. Sin embargo, tanto en la escritura de Danza de Dragones como de Vientos de Invierno la producción de HBO ha sido una distracción que ha retrasado la aparición de las novelas.

Comencemos por Danza. Ya hemos explicado que los showrunners de Juego de Tronos, Benioff y Weiss se reunieron con Martin en 2006 y en 2007 George ya había vendido los derechos de su obra la HBO y la serie estaba oficialmente en marcha.

Martin, por tanto, desde 2007 a 2011 que salió Danza de Dragones, estuvo colaborando mucho con Juego de Tronos en su labor de co-productor ejecutivo. No sólo escribió un guión para la primera temporada, sino que asistía en decisones a la producción gracias a su previa experiencia como guionista de series, tomaba decisiones en materia de castings, visitó el set de rodaje, llegó a hacer un cameo en el piloto original…

Y un factor más, todavía no determinante. Cuando la serie se estrenó en 2011, con Danza sin finalizar totalmente, tuvo que empezar (lo peor vendría más adelante) a hacer frente a su conversión en estrella mediática en forma de entrevistas y apariciones en prensa y TV.

george martin con benioff y weiss

Para Vientos de Invierno seguramente la serie fue aún más una distracción. Y eso que la relación de Martin con la serie fue evolucionando a medida que avanzaba la misma.

Los primeros años de Juego de Tronos elevan a Martin a casi un mito de la cultura popular. Martin es objetivo de cientos de medios que quieren preguntarle por su obra, que en su adaptación televisiva está haciendo historia. Se multiplican las entrevistas y a eso hay que añadirle su presencia mediática en galas donde se premiaba a Juego de Tronos.

Además, durante las primeras temporadas de la serie, Martin siguió colaborando con la HBO, aparte de como co-productor, escribiendo un guión de un capítulo de las temporadas 2, 3 y 4. Además, participaba en el contenido extra de los Blu-Rays o los Inside the episode promocionales de la HBO.

Ya hemos explicado que tras revelar a los productores el final de su saga y algunas tramas no se desvinculó de la serie al 100% pero dejó casi todo, para bien o para mal, en manos de D&D. Aparte de por respeto a ellos, porque confesó lo que era evidente: necesitaba tiempo para centrarse en acabar Vientos de Invierno.

Rápida escritura del grueso de la historia…y enormes problemas para acabarla

Para este punto usaremos una premisa y no un dato confirmado como hasta ahora. Pero estamos seguros de ella. Suena fuerte: Martin tiene escrito desde hace varios años la mayor parte de Vientos de Invierno. ¿Cuál es el problema entonces? Terminarlo.

Sustentamos esta hipótesis en un hecho: Martin dijo públicamente que en 2015pensaba que podría tener listo Vientos de Invierno para el Halloween de ese año y que saliera antes de la 6ª temporada. Sí, ya hemos dicho que Martin pronostica muy mal, pero nos parece imposible que dijera eso sin tener ya un porcentaje muy alto de libro ya listo. Sólo faltaba algo que no es precisamente sencillo: cerrarlo.

Ya le dedicamos hace dos años un artículo a las que creíamos que eran las causas del retraso de Vientos de Invierno. Han pasado muchos meses, pero a día de hoy nuestras hipótesis son las mismas: reescrituras y un nuevo “nudo de Meereen”.

Meereen by lVlorf3us on deviantART
Meereen by lVlorf3us on deviantART

Vamos a resumirlas rápidamente. Lo primero, Martin es un escritor que es jardinero, no arquitecto. No tiene muchas ideas fijas sino que la historia evoluciona. Para Vientos, con tantos personajes y tramas juntándose, un cambio o un giro en una trama puede obligar a reescribir hechos anteriores, lo cual implica volver a trabajar sobre capítulos a priori listos.

Lo segundo es un nuevo “nudo de Meereen”. Sabemos que Danza estaba casi listo en 2005 (por algo Martin creía poder tenerlo listo en un año) y le faltaba cerrar algunas tramas. La de Meereen le superó: pasó años literalmente hasta descubrir cómo encajar las llegadas de 3 Puntos de Vista, Tyrion, Quentyn y Victarion, a donde estaba otro, Daenerys. Años le costó descifrarlo y sólo gracias a inventarse casi de la nada otro Punto de Vista: Barristan.

Creemos que en Vientos de Invierno, con más personajes aún juntándose, este problema de reunir puntos de vista antes separados se ha agudizado. No podemos saber cuál será el nuevo Meereen con su nudo, pero hay un candidato probable: Invernalia. Allí podrían llegar a coincidir en algún momento final de la novela Jon, Sansa, Davos, quizás Melisandre, Asha, Theon o Brienne o una visión de Bran. Y cuadrar todas sus llegadas para que todo encaje y que suceda lo que desee George puede ser una pesadilla creativa.

Demasiados personajes

Las primeras novelas de la saga tenían menos personajes con punto de vista. y además muchos se encontraban cerca. Literalmente, todos los puntos de vista de Juego de Tronos están en el mismo lugar al inicio del libro salvo Dany.

Conforme avanzaba la historia, llegaban más y más puntos de vista frente a los pocos que desaparecían. Con la llegada de FestínDanza la cifra fue tan alta que hubo que separar lo que originalmente iba a ser un libro en dos porque físicamente no se podía hacer una novela tan grande como para abarcar todas las tramas.

Para Danza de Dragones esto no es tanto un problema, sino que es más bien la razón de que exista. Su base es que es media novela en la cual se narran las historias de los puntos de vista obviados en Festín de Cuervos, unos hechos que suceden a la vez que los acontecidos en la cuarta novela.

Danza de Dragones, por Enrique Corominas.
Danza de Dragones, por Enrique Corominas.

No sabemos con certeza cómo arreglará Martin el asunto de los numerosísimos personajes con puntos de vista en Vientos de Invierno: recordemos, son los de Festínmás los de Danza, con las únicas bajas de Arys y Quentyn y quizás, aunque no creemos, la de Jon. Los puntos de vista vivos y heredados, sin contar prólogos y epílogos, claro, suman ya una veintena. Aunque sí tenemos pistas de cómo atajará el problema. Ha dicho que se reducirán, implicando muertes de varios, y que no incluirá nuevos.

Pero por mucho que se reduzcan, su volumen es brutal. Y aunque se reúnan, Martin ya ha dicho que escribe normalmente varios capítulos seguidos de un mismo personajepara ir avanzando en su trama. Cuantos más puntos de vista distintos haya, más excursiones diferentes a la mente de gente de Poniente debe realizar.

Asumimos que George ha sabido descifrar gran parte de este entuerto si, como hemos comentado antes, tiene lista desde hace años gran parte de la novela. Pero a la vez suponemos que una reunión de un número importante de ellos está provocando un nuevo nudo de Meereen difícil de resolver.

Anuncios